El estacionamiento ideal

Hoy estuve en un estacionamiento funcional, el estacionamiento ideal. En la entrada, el módulo de tickets se encontraba muy cerca de la calzada y fue muy cómodo estirar el brazo para obtener uno.

Luego, La pintura y las señales me indicaron el camino que debía tomar.

Avancé y me dirigí al primer sitio libre que me indicó la luz verde en el techo.

El área para colocar mi vehículo estaba delimitado por pintura, topes de estacionamiento y estoperoles. Lo dejé confiando en que estaba bien estacionado y nada malo le iba a pasar.

Luego de unas cuantas horas, me dirigí a mi auto, el cual fue muy fácil de encontrar gracias a las señales implementadas.

Prendí el carro y al retroceder para salir, pude ver a través de los espejos del estacionamiento, si venían peatones a lo lejos.

Luego, busqué la salida a la avenida principal, la cual pude visualizar gracias a las señales informativas.

Salí de ese lugar muy tranquilo, feliz de volver si se da la oportunidad y deseando que todos los estacionamientos sean así.

Como conductores, vivimos muchas malas experiencias no solo en las calles o carreteras, manejar en una ciudad desordenada no es fácil. Si el estacionamiento funciona de manera eficiente, ayudará a organizar el tráfico en la ciudad.

Un pensamiento sobre “El estacionamiento ideal”

Los comentarios están cerrados.