La historia de las señales fluorescentes

señales-fluorescentes-zona-escolar

En Austin, Texas, las señales fluorescentes escolares solucionaron un eterno problema.

señales-fluorescentes-escolaresCada invierno era la misma historia. Tan pronto con las escuelas de Austin abrían, las llamadas telefónicas inundaban la oficina del ingeniero de tránsito: “¿Cuándo vas a colocar más señales?” “No hay suficientes guardias escolares laborando” “¿Que tal si equipas los guardias con linternas para estas oscuras mañanas?” “Necesitamos señales intermitentes, ¡eso es!”.

Luego, en el invierno de 1959, en lugar de pedidos y quejas, llovieron las felicitaciones. Lo que había ocurrido es que las señales fluorescentes escolares había llegado a Austin. Luego de que el ingeniero de trásnsito W. H. Klapporth y el supervisor de tránsito W. H. Towery realizaran una evaluación meticulosa, se colocaron señales de lámias flurorescentes Scotchcal en las zonas escolares. La respuesta fue inmediata y entusiasta.

“Resalta a un kilómetro y medio”

“Los valores de visibilidad y de objetivo de esta lámina fluorescente era justo lo que necesitábamos”, dijo Klapproth. “Un motorista me dijo resalta a una gran distancia”. Una ligera exageración por supuesto, pero la fluorescencia sí alerta a los conductores con más anticipación que el convencional amarillo y negro. “Y lo más es importante es que ha reducido la velocidad en nuestras zonas escolares”.

“Por eso creo que la fluorescencia pertenece a las señales escolares, pero sólo a las señales escolares. Quiero que su alto impacto sea reservado para este uso especial”.

“La fluorescencia hace bien su trabajo. Es suficiente para nosotros”, concluye Kplapproth.

señales-fluorescentesTowery, el supervisor de tráfico, ha descubiero que las láminas fluorescentes trabajan muy bien en la oscuridad, en las mañanas nubladas y en el anochecer. Evidentemente, los padres de familia de Austin también saben de la efectividad de la fluorescencia. Hoy en día, las quejas sobre la protección de cruce escolar son muy raras.

Luego de tres temporadas de desempeño satisfactorio, Austin restauró las señales fluorescentes escolares en el verano de 1962, una vez más con láminas fluorescentes Scotchal.

La experiencia en Austin con señales fluorescentes escolares ha sido imitada en más de 375 ciudades y países, grandes y pequeños. Algunas comunidades hacen sus propias señales de con caras preseleccionadas. Otros compran señales acabadas de láminas fluorescentes Scotchcal. Para mayor información, contáctate o escribe a SignoVial.

The following two tabs change content below.
sergioreynafarje1@gmail.com'
Sergio es Gerente en Signo Vial. Es experto en temas de señalización y seguridad vial.