Señales de tránsito reflectivas en la noche

lamianas reflectivas avery dennison 27

A primera vista, parece que no mucho ha cambiado en las últimas décadas en el mundo de los señales de tránsito. Las señales de “pare” aún son octágonos rojos con letras blancas, las señales de un sólo sentido aún son flechas blancas y negras estándares con texto y las señales de ceder el paso aún son triángulos invertidos con bordes rojos. Pero esto no lo dice todo. La fachada invariable de los señales de tránsito estándares contradice el progreso tecnológico que se ha llevado a cabo.

Uno de los campos más importantes en los que se ha progresado es la reflexión. En la actualidad, las señales de tráfico son mucho más reflexivas que sus apagadas predecesoras. Gracias a recientes mejoras, señales de alta calidad brillan a los lados de las carreteras como una Estrella Polar y, como resultado, manejar en la noches es mucho más seguro que en el pasado.

Fabricar señales de tránsito reflectivas no es tan directo como puede parecer. Uno de los mayores desafío es garantizar que la luz se refleje hacia su fuente. Esto puede parecer fácil, pero no lo es. Déjenme explicarles.

La luz se refleja en diferentes materiales y superficies en diferentes sentidos. En general, hay tres clases de reflexión: reflexión difusa, reflexión especular y retrorreflexión. Las señales de tránsito sólo son útiles en la noche si son retrorreflexivas.

relexión-difusa-señales-de-transito-reflectivas

La reflexión difusa ocurre cuando la luz incide sobre una superficie rugosa o granular, como una tela o un papel, y se dispersa en diferentes direcciones, provocando que un rayo de luz concentrado se vuelva difuso o se esparza. Un buen ejemplo de reflexión difusa es la reflexión que ocurre cuando la luz golpea la superficie de un tapete. El rayo de luz golpea la superficie y rebota en diferentes direcciones, creando una reflexión suave y borrosa.

reflexión-especularLa reflexión especular ocurre cuando la luz incide sobre una superficie lisa o brillante, como un espejo. La luz se refleja en esas superficies en ángulos iguales pero opuestos y el rayo de luz reflejado permanece enfocado y concentrado, creando una reflexión “aguda”.

Aquí nos topamos con nuestro primer obstáculo: si las señales deseñales-tránsito-reflexión-espejo tránsito reflejaran la luz en la forma en que los espejos lo hacen, no podrías verlas en la noche. Cuando manejas al lado de una señal de tránsito, esta se ubica, a menudo, a la derecha o a la izquierda de la carretera.

En ambas situaciones, la luz de tus faros incide sobre la señal en un ángulo. Si las señales de tránsito estuvieran hechas de materiales reflexivos regulares, la luz de tus faroles rebotarían en ángulos iguales pero opuestos, y terminaría iluminando los árboles a lado de la carrera. Muy poco o nada de luz alcanzaría tus ojos y no podrías leer la señal. Pero las señales de tránsito no reflejan la luz como lo hacen los espejos, sino que la reflejan de forma retrorreflexiva.

retrorreflexiónLa retrorreflexión es igual a la reflexión de un espejo con una importante diferencia: los rayos de luz que inciden sobre una supercie retrorreflexiva rebotan en la misma dirección en la que vinieron. En la mayor parte, la retrorreflexión se logra de dos formas diferentes. Tres espejos que se colocan perpendicularmente en un “reflector de esquina” regresarán la luz directamente a la fuente, como lo hará una esfera transparente con un espejo esférico detrás.

Las primeras señales retrorreflexivas fueron hechas hace casi 50 años con tecnología de las perlas de vidrio. Se revistió un lado de estas perlas con aluminio vaporizado para hacerlas reflexivas. Luego, fueron incrustadas en plástico transparente. Cuando la luz entra en las perlas, esta golpea el fondo de las esferas reflexivas en dos lugares, revirtiendo de manera efectiva la dirección horizontal y vertical del rayo. Como resultado, el rayo de luz se refleja hacia su fuente en un ángulo idéntico (el mismo efecto causa que los ojos de los gatos brillen en la noche cuando los rayos de luz inciden sobre ellos).

La mayoría de las señales de tránsito reflectivas utilizan en la actualidad tecnología más reciente como microesferas de vidrio. Tres superficies reflexivas se unen en cierto punto, en lo que a veces se llama un reflector de esquina. Al igual que las perlas reflexivas, la luz entra en el prima y rebota en dos superficies, que revierten su trayectoria vertical y horizontal. Se prefieren los reflectores de esquina sobre las perlas reflexivas porque pueden reflejar la luz hacia su fuente desde ángulos más amplios.

The following two tabs change content below.
sergioreynafarje1@gmail.com'
Sergio es Gerente en Signo Vial. Es experto en temas de señalización y seguridad vial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *